jueves, 5 de febrero de 2015

Cómo ahorrar IX: Cupones

Como todo en esta vida, si lo hacemos con mesura y poniendo atención, nos sera de ayuda. Si hacemos las cosas impulsivamente y sin estar seguro de si es lo que nos conviene, meteremos la pata. Con los cupones descuento sucede lo mismo. A priori parece una buena forma de ahorrar, pero debemos poner mucha atención, porque los cupones pueden volverse contra nosotros y en vez de ahorrar, acabamos gastando mas dinero de la cuenta.

Yo conozco dos tipos de cupones:

a) Cupones descuento, los cuales se supone que nos facilitan el ahorro.

b) Cupones de puntos los cuales nos dan puntos extra o sellos (siempre que tengamos una tarjeta pay back)

a) Voy a ser clara concreta y concisa. Con los cupones descuento sólo ahorras si verdaderamente necesitas ese producto. Si no es algo que sea verdaderamente necesario, nos está suponiendo un gasto extra. Si por el contrario necesitas ese producto, ponte las gafas y tomate un minuto en leer la letra pequeña donde se especifican las condiciones de uso. Creo que a casi todos se nos ha quedado cara de tontos al llegar a la caja y escuchar que por X motivo no nos podían aplicar el descuento.

(Si sucede esto, yo soy de las que muy amablemente le dijo al personal de caja, que no quiero el producto)

b) Los puntos pay back o sellos son una buena opción para conseguir cosas que de otra manera no obtendríamos. Es importante poner atención en que estos puntos no nos supongan gasto alguno, o que el gasto sea con los sellos verdaderamente menor a sin ellos.

El año pasado recibí una maravillosa cámara de fotos digital gracias a los puntos de una tarjetita azul que muchos de vosotros conocéis :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario