lunes, 16 de febrero de 2015

Jóvenes desencantados

Es cierto que la crisis ha azotado España y que en algunas regiones la situación es dramática. La crisis ha dejado algunas familias en la cuerda floja y les ha obligado a ser muy creativos y fuertes para no perder el ánimo y luchar cada día. Como muchas familias a la mía también le pilló la crisis y a eso le sumamos otro par de desgracias más. Como dice el refrán "las desgracias nunca vienen solas". En casa de mis padres se juntaron accidentes muy graves, con cáncer y paro. Y yo me tuve que marchar.

Me vine a friopais hace más de 5 años y llegué con una maleta llena de ropa que apenas abrigaba y mucha ilusión por crecer como persona y por poder ayudar a mi familia. En estos algo más de 5 años he tenido trabajos muy distintos antes de conseguir el puesto de asistente en la universidad. Ha habido momentos muy duros, cuando la soledad aparece y la salud flojea, no estar en nuestro entorno de confianza se hace mas cuesta arriba. Pero todo se supera, de todo se sale y aunque a veces no lo veamos así, de toda situación se aprende.

Me irrita y enfurece leer artículos en el periódico o escuchar a personas decir que los jóvenes hoy en día sufrimos mucho y lo tenemos casi imposible. Somos una generación perdida. Pues lo siento pero con lo último no comulgo. Lo tenemos muy difícil, en eso estamos de acuerdo. En muchos casos no nos queda otra más que abandonar nuestro país de origen, pero también creo que mi generación está muy acostumbrada a conseguir todo muy rápido y con poco esfuerzo. Hay jóvenes cuya capacidad de esfuerzo y lucha es mínima.

Dar a nuestros hijos una infancia demasiado cómoda, es obligarlos a ser adultos frustrados en potencia y con la mentalidad de conseguir todo rápido y sin apenas esfuerzo, simplemente "porque yo lo valgo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario