viernes, 6 de marzo de 2015

Kaffee und Kuchen con la Madre Tigre

Nuestra última invitada, que no por ello menos importante, es la Hembra Alfa de su camada de tigresas. 5 tigresas, como cinco soles y por si eso no fuera poco lío, se monta una granja que debe ser el paraíso terrenal para las gallinas, siempre que un astuto zorro no merodee cerca.

Como yo no tengo ni la mitad de gracia que ella para contar y recontar, os dejo directamente con la charlita.



¿Por qué comenzaste con el blog?
El blog lo empecé sin pensar, por impulso, durante una conference call de trabajo, en un momento en el que estaba muy quemada. Desconecté y, para cuando quise darme cuenta tenía un blog y una cuenta de twitter. Eso sí, de lo que se habló en esa reunión no podría decirte nada…

¿Te resulta duro vivir fuera de España? ¿Te adaptaste bien a Alemania y sus costumbres?
La verdad es que no, mentiría si te dijera lo contrario. Mi adaptación a Alemania ha sido gradual pero, después de siete años, creo que mi germanización es casi completa.
Los primeros años seguí aferrándome con uñas y dientes a las costumbres y horarios españoles. Pero llegó un momento en que me aburrí de salir de casa de noche y llegar al parque cuando todo el mundo estaba recogiendo sus bártulos para irse a casa. No me quedó más remedio que rendirme al estilo de vida alemán.
Ahora me levanto a las 6:30 casi sin rechistar.

Cuéntanos algo que te guste y algo que no de Alemania
Qué difícil me lo pones… Bueno, en realidad no, lo que menos me gusta de los alemanes es, sin duda, ese afán que tienen muchos por aleccionar al prójimo.
En cuanto a lo positivo, muchas cosas, y en particular que es un país en que las cosas funcionan y al final se le coge el gusto a la famosa eficiencia y diligencia teutona.

Tienes cinco tigresas como cinco soles y las estás criando en un país europeo con una tasa de natalidad bastante baja, ¿qué opinas de la conciliación y los horarios escolares en Alemania?
Lo digo siempre y la gente no deja de sorprenderse, en Alemania no se concilia o se concilia poco. Los horarios escolares están pensados para los niños, no para que los padres o más bien las madres, lo puedan conciliar con nada.
A los españoles no nos entra en la cabeza pero hay muchos días en que a las 11:30 mis hijas han acabado su jornada escolar. Es más, aunque a mí no me ha tocado, es posible que tu hijo acabe a las 10:15 algún día a la semana.
Se están haciendo esfuerzos para cambiar esto pero al ritmo alemán, lento pero seguro.

Estas enseñando español a tus tigresas ¿sólo a hablarlo o también a escribirlo? ¿Cómo lo haces?
Lo del español me tiene hablando sola. Las mayores lo hablan mal que bien pero La Tercera y La Cuarta se me están rebelando y se empeñan en contestarme en Alemán.
En cuanto a escribirlo la verdad es que no estoy haciendo nada, La Primera tiene un año muy duro porque hay un corte al final de cuarto y como va raspadilla en Alemán he preferido no interferir con el español.
Lo tengo en la lista de pendientes, cualquier día me pongo.

¿Qué te gusta hacer cuando tienes un rato para ti?
Estar en silencio, simple y llanamente.


Y por supuesto el link:

4 comentarios:

  1. Una gran bloguera...me parto con ella. Y me quito el sombrero...Cinco!!!! A mi que me viene el segundo y ya me entra el pánico...
    Lo del idioma me lleva a mi de cabeza...con dos añitos y medio claro que no le voy a empezar a enseñar gramática...pero en su momento espero sacar tiempo para hacerlo. Y lo de que me contesten en alemán también lo temo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que La Madre Tigre tiene mucho salero para contar las cosas :-)

      Eliminar
  2. Mil gracias por la oportunidad de pasar un ratito en tu casa, ha sido un placer.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar