lunes, 11 de mayo de 2015

Vivir en una burbuja

Hay personas que se empennan en que sus hijos estén protegidos contra todo mal y en cualquier situación. Claro está que cada uno de nosotros desea lo mejor para su familia y se esfuerza en lograrlo. A nadie le resulta agradable pasar una situación de estrés o tener que lidiar con los golpes que nos da la vida, todos queremos ser felices, independientemente de si comemos perdices o no ;-).

Comprendo que haya padres que se esfuercen todo lo posible por evitar el sufrimiento de sus hijos, pero hay situaciones que no puedo comprender. Yo sufrí acoso escolar porque un grupo de ninnas sin corazón decidieron tomarla conmigo. El por qué no lo sé y la verdad es que no me interesa saberlo. Con el tema del acoso escolar, creo que debemos tener mil ojos y saber diferenciar entre lo que son "cosas de ninnos" y lo que es un abuso premeditado.

Después de escuchar  a una madre contar lo mal que ella lo pasó en el colegio (uno privado y elitista, vamos que estas cosas no sólo suceden en colegios marginales) porque sus comanneros/as decidieron hacerle la vida un infierno, me paré a pensar si yo tomaría la misma decisión que ella ha tomado. Y es que está madre ha decidido educar a su hijo exclusivamente en casa para que el ninno no tenga que sufrir en la escuela. Me parece una medida exagerada y desmesurada ya que el ninno en ningún momento sufrió acoso en el colegio. La madre argumentaba querer curarse en salud.

A mí hacer las cosas así me parece un despropósito. En caso de que el ninno sufiera acoso, hay medidas que se pueden tomar sin tener que aislar al ninno completamente del mundo. La buena sennora contaba que el ninno estudiaba muy agusto en casa y mucho más tranquilo que en el colegio. Pero yo no creo que esta aparente tranquilidad sea lo que ningún ninno/a necesita. Dejando los casos de acoso a un lado y centrándonos en la vida de colegio normal, creo que es muy importante aprender a contenerse, a hablar cuando es nuestro turno, a tener paciencia esperando en la cola, a convivir con los ruidos de los demás etc. A nadie nos agrada, por ejemplo, pasar el mal rato previo a una exposición oral frente a nuestros companneros, sin embargo es importante pasar ese trago y adquirir experiencia, ya que de adultos no va a haber un adulto que nos mantenga en una burbuja.

2 comentarios:

  1. Yo educaría en casa porque no me gusta el sistema educativo, no para evitarle males a mis hijos. Porque si no quiere que le acosen o lo que sea que va a hacer ¿dejarle encerrado 24 horas en casa? El colegio no lo es todo en la vida, hay más momentos y si a ese niño le quieren hacer algo tarde o temprano lo podrán hacer, aunque sea en el parque. Así que si el motivo es ese, no le veo fundamento no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Piruli, no todo es el colegio. Yo no soy partidaria de educar sólo en casa, pero tampoco sólo en el colegio. Yo creo que lo mejor es fusionar colegio y casa. Si nosotros seguimos viviendo aquí y mis hijos van a un colegio alemán, me tocará a mí enseñarles español (a escribir también). Si vivimos en España mi marido les enseñaría alemán. Pero nunca les meteremos en una burbuja ya que en algún momento esta revienta y las consecuencias pueden ser devastadoras...

      Eliminar