lunes, 29 de junio de 2015

No perder la sonrisa

A pesar de que anímicamente no estoy pasando por el mejor momento de mi vida, procuro no dejar que las malas noticias dominen cada aspecto del día a día. Escuchar que uno está enfermo y que las probabilidades de un embarazo natural no son las más altas fue un golpe muy duro de asimilar. Sin embargo me niego a dejar que todo se llene de sombras y nubarrones. Tengo un marido maravilloso, estoy esforzándome por mantenerme activa y sana y por suerte tengo un trabajo que me gusta y un círculo de amigos fantástico. Si bien es cierto que sólo 2 personas saben cómo están las cosas en estos momentos.

Hace unas semanas celebramos mi cumpleannos y le verdad es que disfrutamos mucho de estar rodeados de nuestros amigos. Además de pasar un buen rato comimos genial, ya que preparé una mesa llena de cosas ricas para comer y la verdad es que todos quedaron muy contentos :-).

Os dejo la lista de algunas de las cosas que preparé:

Sushi con verduras

Tortilla de patata

Huevos rellenos

Pinchos de tomate y queso gouda

Surtido variado de quesoso

Empanada de atún y verduras

Y por supuesto tarta de chocolate :D

jueves, 25 de junio de 2015

Sin prisa pero sin pausa

Los días van pasando y poco a poco hemos asumido nuestra nueva realidad y vamos tratando de controlar la nueva situación, en vez de que ella nos controle a nosotros.


Quiero agradecer a todas las personas que han dejado comentarios por aquí o se han tomado la molestia de escribirme un correo. ¡Gracias!


La semana próxima volveré poco a poco contando cómo van las cosas y por supuesto compartiendo entradas más alegres.


No os olvidéis de pasar por aquí ;-)

miércoles, 10 de junio de 2015

Keep calm and take a break

La lista de entradas por revisar y publicar es larga. Ideas no me faltan aunque el tiempo si aprieta.




Después de tener una cita médica y escuchar de boca del doctor que no le gusta lo que ve,


ver cómo se le cambio la cara a él y sentir cómo se vuelve a tambalear mi mundo. Justo como hace dos años, cuando los marcadores de cáncer estaban dando guerra.




Ilusos de nosotros, no esperábamos que la enfermedad volviera a molestarnos tan pronto...somos un equipo muy unido. Gracias a Dios.




Necesito unos días para poder pensar y decidir en qué rumbo partiremos.




No es justo, es como si nos abrieran las heridas viejas y echaran sal sobre ellas. No es justo...




Lo importante ahora es centrarse y no perder la compostura. El doctor siempre alucina con mi capacidad para encajar golpes... Pero yo no quiero tener que encajar ninguno más.




Nos leemos en unos días.

lunes, 8 de junio de 2015

Expatriados tóxicos

Los que ya llevamos algún tiempo viviendo fuera y nos hemos hecho un huequito en otro país, no somos ni de aquí ni de allá. Para la gente del lugar somos "los de fuera", que no tiene porqué malinterpretarse negativamente, y para los de nuestra tierra, somos "los que se fueron". Vamos, que estamos en medio como el jueves. Y muchas veces no sabemos para dónde tirar.

Yo que siempre intento ser feliz allá donde esté, sí soy así de rara, trato de adaptarme al entorno. Cual camaleón molón, siempre tratando de alejarme de los depredaros que me acosen. Eso sí, sin perder la esencia propia que en esta vida hay que tomarse las cosas con filosofía, aunque sea a ratos.

En todos los años que llevo fuera he conocido gente de muchas partes del mundo, de hecho, tengo la inmensa suerte de conocer a gente de los 5 continentes. Las oportunidades de aprender son infinitas. Aprender, adaptarse y tomar lo que más nos guste de cada lugar es mi manera de hacer las cosas, y eso parece no gustar a ciertas personas. Sobre todo a no lugarennos.

Es Alemania la panacea? No, ni mucho menos. Sin embargo tiene, como cada país en el mundo sus ventajas y cosas positivas. Entiendo que para una persona que por motivos de fuerza mayor está obligada a vivir aquí, aún no sabe el idioma y ha vivido el traslado como algo traumático, pues reniege del país de acogida. Lo que no comprendo es que gente joven, que van por la vida de modernos, abiertos y tolerantes, lleven años en Alemania (aunque esto es aplicable a cualquier país), sepan el idioma medio regulero y no hagan más quejarse y protestar por todo.

Yo soy muy cuidadosa con las amistades que mantengo, ya que creo que todas las personas que están de manera habitual a nuestro alrededor ejercen una influencia en nosotros. Yo quiero influencias positivas y gente de la que aprender, y por eso limito mucho el contacto con algunos expatriados españoles, ya que son muy tóxicos. Siempre lloriqueando porque echan de menos España, el sol, la comida y no sé yo qué más. Siempre una queja y nunca un comentario positivo. Siempre una comparación entre España y Alemania en la que España es ensalzada y Alemania machacada.

Ningún país es el paraiso en la tierra, todos tienen sus cosas buenas y malas, pero es mejor quedarse con lo bueno y tratar de mejorar lo malo.

jueves, 4 de junio de 2015

Con orden y concierto X: Elegir colores en casa

Las personas que vivimos en pisos pequennos solemos tener problemas de espacio que muchas veces se solucionan haciendo una gran limpieza y redistribución. Si queremos dar un nuevo aire a nuestra casa, una opción económica es pintar (si lo hacemos nosotros mismos claro). Dependiendo de la forma que tengan las estancias y el tamanno de éstas, es conveniente inclinarnos hacia un tipo concreto de tono.

Pintar las paredes de blanco ayuda a dar luminosidad  a la estancia a la vez que ayuda a dar la sensación de un espacio más amplio. Pero si dejar las paredes completamente blancas os parece muy soso, podéis escoger tonos que contengan una gran cantidad de color blanco.

Si queréis ampliar el espacio entre paredes, es mejor decantarse por colores frios, ya que estos dan la sensación de mayor distancia entre las paredes. En cambio, si lo que queréis es acercar las paredes, es mejor que os decidais a pintar en tonos cálidos.

Una opción que a mí me parece interesante y la cual quiero probar en cuanto tenga mi propio hogar, es pintar una pared de color más oscuro y las tres restantes en un color claro. Dependiendo de los colores escogidos podemos dar mucho carácter a la estancia.

Como mi piso es muy pequenno predomina el color blanco en las estanterias aunque el piano y la zona de los sofás son en marrón oscuro. Tratando de ganar espacio hemos colgado baldas en las paredes, aprovechando esquinas muertas y para dar luminosidad a estas zonas que antes estaban vacías y ahora pasan a estar más llenas, nos hemos decidido por colgar exclusivamente baldas blancas, con los soportes también en blanco. Para que la zona no pierda luminosidad ni la estancia se vea recargada, todas las cosas que queremos colocar en las baldas van guardadas en cajas blancas, de esta manera he ganado espacio en casa aprovechando las esquinas pero sin quitarle luz ni amplitud a la estancia.

De qué color es vuestro hogar?