miércoles, 4 de mayo de 2016

Si la envidia fuera tiña...

cuánto tiñoso habría!







Cuánto tiñoso habría.



Triste pero cierto, este refrán resume una verdad como un templo. Y es que parece que no se puede tener un poquito de éxito sin tener que justificarse o esconderse. Claro está que no debemos restregar nuestros logros a nadie, ni pavonearnos. La soberbia es una cosa muy mala.



Si bien es cierto, que aunque creo normal sentir cierta envidia de la buena, cuando alguien de nuestro entorno logra algo, y nosotros parecemos estar sumidos en el valle del “me empeño pero no alcanzo”. Lo que no consigo comprender es que alguien que se supone cercano a nosotros, una persona de esas escogidas, la familia no sanguínea, no pueda mostrar alegría por nuestros logros.



¡Qué pena que la invidia pueda muchas veces más que la alegría!

6 comentarios:

  1. Yo tampoco lo entiendo!!!!! Mira yo estoy plagada de defectos pero el único que no tengo ni comprendo es la envidia, es que no me cabe en la cabeza que alguien que se supone que te quiere no se alegre de lo bueno que te pasa, es que por más que lo miro no puedo entenderlo.
    Mi consejo de entrometida que no sabe los detalles; ya que no es familia, sino se alegra con lo bueno que te pasa no merece la pena tenerlo en tu entorno.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, hay gente que es mejor mantener alejada!
      Besos

      Eliminar
  2. Eso es algo que me da mucha rabia.
    Dicen que la envidia de la buena no existe, que es solo mala, pero entonces yo digo que deberían inventar otra palabra para ese sentimiento. Porque cuando alguien logra algo yo me alegro pero a veces me gustaría a mí también lograrlo y lo llamo envidia de la buena.
    Tú siempre alégrate de las alegrías de los demás, si lo de alrededor están bien siempre repercutirá en ti positivamente. Así pienso yo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo, yo prefiero innundarme de pensamientos positivos porque eso me beneficia a mí también.
      Besitos!!

      Eliminar
  3. Pues sí, es triste, pero la peor parte se la lleva el envidioso ;)

    Besos, flor

    ResponderEliminar
  4. Llego tarde.Pero ahhh, cuánta razón llevas. Qué asquito, yo me he apartado de gente por eso.
    Besos

    ResponderEliminar