jueves, 10 de noviembre de 2016

La secadora

Con la mudanza al piso nuevo y viendo que disponemos de mucho más espacio que antes (qué maravilla tener el doble de metros!), nos cuestionamos  a qué muebles y electrodomésticos queríamos hacer un huequito en nuestro nuevo hogar. Sobretodo se trataba de ver qué podíamos incorporar para mejorar nuestra calidad de vida y  que antes por falta de espacio no nos cuestionabamos tener.

Por supuesto que se puede prescindir de muchas cosas, pero también es cierto que si te las puedes permitir suelen facilitar mucho la vida. Para nosotros la secadora es un ade ellas, y eso que yo reconozco que al principio no veía la idea clara. De hecho estaba casi hasta en contra. Pero viendo que el piso nuevo no tiene balcón y que un bebé mancha bastante, sumado a un invierno alemán (porque esto no es otonno) largo y frío, nos animamos a probar.


                                                                                                      Nuestra secadora es muy similar a esta

Después de algunas semanas disfrutando de este maravilloso invento le veo, como a todo en esta vida ventajas y desventajas. Las desventajas, claramente el consumo de electricidad. Aunque como bien dice mi mitad teutona, lo que pago de luz, me lo ahorro de calefacción. Y es que tener la ropa colgada dentro de casa haciendo fuera un frío helador, implica que se cargue mucho el ambiente, tener que airear cada dos por tres con el consiguien gasto en calefacción, porque si no, a mí me dan muchos dolores de cabeza. Logicamente para poder hacerse con una secadora hay que tener espacio, asunto que nosotros solucionamos acoplando la secadora a la lavadora con un accesorio especial para anclarla de manera segura. Sé que hay gente que la pone simplemente sobre la lavadora, pero nosotros no hemos querido hacerlo así por motivos de seguridad.

Ventajas le veo varias, por ejemplo no tener que cargar con el cesto de la ropa mojada por la casa, ni tener que hacer varios viajes hasta el tendedero. Cosa que estando embarazada, se agradece bastante. Aunque no puedan meterse todas las prendas de ropa, la gran mayoría de la ropa que nosotros utlizamos sí que se puede secar en sacadora. Además la ropa sale taaan calentita de la máquina y da tanto gusto tocarla.... :P

Vosotras qué opináis de la secadora? 

10 comentarios:

  1. Si no hay balcon es un invento maravilloso. Especialmente en paises con mucha humedad. En nuestros primeros pisos en UK tuvimos secadora. Si cierto es que la ropa no huele ni queda igual que el secado al aire evita muchisimo la creacion de moho en la casa. Ahora vivimos en una casa y cuando podemos tendemos en el jardin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí es que 6 meses al año hay que tender dentro sí, así que es muy práctico.

      Eliminar
  2. Hola!!!! Pues has hecho muy bien. Yo no tengo, tengo una lavadora de esas con muchísimas revoluciones de centrifugado(si se quiere, claro, hay programas para ropa delicada) y la uso, y luego tiendo en el exterior, pero la verdad es que algunas veces, con mis hijos pequeños y los uniformes, la eché de menos. Yo creo que todo lo que facilite la vida es un avance.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra lavadora también tiene opción de centrifugado fuerte pero aún así la ropa hay que tenderla.
      La secadora es un súper avance!
      Besos

      Eliminar
  3. Yo tengo desde que nos mudamos a la casa, solo la uso una vez por semana para la ropa de los nenes y sábanas. Mi marido está totalmente en contra porque dice que le estropea la ropa. A mi me da igual, porque la ropa que tengo no es de marca ni pretendo que me dure 15 anyos como él...
    La verdad es que es muy comodo no tener que tender la ropa (sobretodo la de los peques que es tan pequenita y hay mil piezas...) y que sale super suave y lista para doblar sin tener que planchar (yo no plancho nada, ni de la secadora ni secado al aire...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verano pienso tender en el tendedero los días de bastante sol, que es cuando yo aprovecho a poner varias lavadoras. Aunque para ello tenga que levantarme antes.
      Yo tampoco plancho, de hecho lo odio a muerte.

      Eliminar
  4. Yo opino que quiero una. En Hobbiton tenía una lavasecadora y estaba encantada y eso que dicen que no salen buenas. Ahora que tengo sitio estoy deseando comprarme una lo que pasa es que con Habi pululando por aquí me es imposible hacerme un estudio de mercado y... no se que comprar!! xD Pero va a caer. Eso te lo aseguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La nuestra está genial aunque no se si la venden en España.
      Yo no me podía imaginar que fuera tanta ayuda.

      Eliminar
  5. Es algo que echo mucho de menos. En el mini-piso había dos secadoras comunitarias en la zona de los tendales y si es cierto que cosas como ropa de cama, toallas, pantalones vaqueros etc los metíamos en la secadora. El resto de ropa mas ligera al tendal.
    Es algo que en lugares en los que el clima es como es me parece muy necesario, porque hay días que el frío y la humedad es tal que la ropa tendida tarda unos cuatro días en secar (estando dentro, en los tendales).

    No pienses solo en el embarazo, un bebe necesita muchos cambios de ropa y seguramente estarás mas que agradecida de poder lavar, meter en la secadora y listo, ya tienes una tanda de ropa lista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis suegros dicen que ahorraremos mucho tiempo con la ropa de bebé, seguro que es cierto!
      Aquí tarda una eternidad en secarse en el tendedero, a no ser que pongas la calefacción a mil y abras las ventanas cada poco tiempo. Lo cual supone gasto de calefacción y a mí tanta humedad me sienta fatal para las migrañas.

      Eliminar