jueves, 30 de marzo de 2017

Plumilla cumple 3 meses

Sí, lo sé, parece increíble, pero es cierto....mi bebé cumple dentro de pocos días 3 meses.
Han sido 3 meses intensos y emocionantes, al igual que duros y cansados. Pero no los cambio por nada del mundo, estoy donde quería estar y más o menos como quería estar.

Plumilla es una muchacha muy vivarachra y dentro de sus limitadas posibilidades bebotiles, es muy dicharachera. Le encanta imitarnos sacando la lengua, suelta carcajadas a la menor oportunidad y tiene una sonrisa desdentada preciosa... lo sé, pasión de madre...

No creo que vaya a contaros el parto con detalle, pero sí que os quiero hacer un breve resumen, para que os hagáis una idea de cómo fue su entrada triunfal en este mundo de locos. Yo rompí aguas de noche en casa y me esperé hasta el día siguiente que tenía consulta con mi gine para que me viera. Viendo el percal, me mando al hospital. Después de 30 horas con la bolsa rota y las últimas 10 horas teniendo contracciones, según mi matrona del hospital, bestiales cada 3 minutos, Plumilla parecía estar cansándose y como fue un bebé muy menudito, decidimos no esperar a que pasara por el pasadizo. Plumilla llegó por la puerta grande, de manos del cirujano jefe que recibió un sonoro y caluroso saludo de mi niña en forma de berrido alto y claro y escupitajo sin miramientos en la cara. Esa es mi chica, dejando las cosas bien claras desde el principio!

Plumilla sigue tomando teta a demanda y va creciendo fuerte y sana cual manzana. Espero sacar tiempo para escribir una seria de entradas respecto a nuestra lactancia porque está teniendo tela, telita tela la cosa...

Después de estos 3 meses, no puedo más que dar las gracias por todo lo vivido hasta ahora y pedir que nos siga yendo bien.

martes, 28 de marzo de 2017

Repartidores vagos

Hace unos días os contaba que mi cartero es bastante inepto y que por su culpa me he tenido que ir de rota por la ciudad con Plumilla para ir recogiendo correspondencia no entregada. Lo más curisos del caso es que no siempre es inepto, hay veces que es capaz de leer los apellidos y de encontrarlos en el buzón correspondiente y las cartas llegan, oh gracias Señor por esos momentos de clarividencia que le das al pobre hombre!

Pues como parece que tenemos muchas suerte con las cartas y paquetes, hoy os vengo a contar lo frustrada que estoy por culpa de los repartidores. A ver, yo entiendo que tienen mucho que repartir y poco tiempo para ellos. Que además de darse mucha prisa, siempre está el factor tráfico que les deja parados en una calle y pierden valioso tiempo. Comprendo también que subir muchas escaleras al día cansa, y mucho....pero yo lo siento por ellos pero tengo derecho a que me entreguen mis paquetes si estoy en casa. Vamos, es que con tal de no subir hasta aquí ni tocan el timbre! Entiendo que les de pereza, pero es su trabajo subir hasta aquí y mi derecho recibir mi paquete.

Para ellos es más sencillo echar la tarjetita en el buzón, pero para mí tener que ir a correos, que está a 2 kms de mi casa a buscar X, me supone un esfuerzo grande, no por el paseo, ni por el tiempo de espera en la oficina de correos, sino porque yo no puedo ir cargando con la niña y con paquetes como si fuera Hulk...

Repartidores del mundo, no seáis vagos, hombreya!

jueves, 23 de marzo de 2017

Mamiexpat:curso postparto I

No sé si en España también ofrecen este tipo de cursos o no, pero aquí el seguro médico te cubre 10 sesiones de un curso postparto y recomienda encarecidamente a toda mujer que haga unos y disfrute del curso.

Dependiendo del tipo de parto que se haya tenido, deberemos esperar más o menos semanas para comenzar con el curso. Y es que es un curso en el que nos enseñan algunos ejercicios para fortalecer los músculos abdominales y trabajar el suelo pélvico.
No sólo se trata de retomar la forma física, sino también de conocer a otras mujeres en una situación muy similar a la nuestra. Algunos centros ofrecen los cursos para las mamás con sus bebés y también hay grupos de mamás sin bebés. En los distintos cursos de cuidado del bebé y preparto que tuve, nos recomendaban, si es posible, ir al curso sin bebés, para que podemos concentrarnos bien y aprender a hacer los ejercicios de manera correcta. Además de servir para relajarnos un poco.

Vosotras habéis hecho un curso postparto? Creéis que son útiles?

martes, 21 de marzo de 2017

Locura primaveral

Sucede todos los annos y a pesar de llevar bastantes annos viviendo aquí y de desear su llegada con ansia, me sorprende una y otra vez...

Es impresionante pasar de ver el cesped amarillo, abrasado por el frío, apenas escuchar el trinar de los pájaros. Tener que llevar aún bufanda y guantes, sentir el frío por en cuanto cae el sol...a de repente verlo todo verde, inundado de color. Notar cómo el sol calienta la piel y todo vuelve súbitamente a la vida...



Qué alegría que la primavera parece querer quedarse!

lunes, 20 de marzo de 2017

Nueva sección: Mamiexpat

Al igual que hice con mis aventuras y desventuras preñiles en tierras germanas, hoy inauguro una nueva sección en la que os contaré mis idas y venidas como mamá expatriada.


Este jueves publicaré la primera entrada, no dejéis de pasaros! ;)

jueves, 16 de marzo de 2017

Prenniexpat:Las visitas familiares

El nacimiento de un bebé siempre es motivo de alegría, o así lo vemos nosotros. La llegada a la familia de ese nuevo miembro despierta curiosidad e ilusión a partes casi iguales, y más si es el primer hijo/nieto/sobrino...como es el caso de Plumilla.

Yo he sido muy clara y bastante estricta en lo que a las visitas se refiere. Dejé clarísimo que nadie era bienvenido a la clínica y expliqué que en caso de que quisieramo recibir visitas, les avisaríamos. Fui lo suficientemente clara y contundente como para que a nadie se le ocurriera ponerse pesado y mucho menos aparecer por el hospital.También hice saber que el primer mes de vida de Plumilla lo queríamos pasar en familia los 3, a poder ser sin interrupciones y sin gente al rededor. Expliqué que necesitábamos ese tiempo para conocernos y tratar de habituarnos a nuestra nueva vida, para poder recuperarme yo del parto y poder instaurar la lactancia. En este caso también dejé muy claro que no iba a tolerar visitas molestas, ni llamadas a deshoras.

Puede que así leído suene todo muy brusco y borde, pero no fue esta mi intención. Yo simplemente pretendía proteger a Plumilla de una sobreesposición y alboroto familiar excesivo. Por supuesto que recibimos visitas en casa las primeras semanas, pero fueron muy controladas y de pocas personas a la vez. Nada de que se te plante la gente en grupo y vengan a casa a echar la tarde.

Cómo fueron las visitas en los nacimientos de vuestros hijos?

martes, 14 de marzo de 2017

Mi cartero es idiota

Siento ser tan contundente, pero es mi más sincera opinión, mi cartero es idiota. Más que idiota es un inepto...
No me parece de recibo que estando mi nombre en el buzón la mitad de la correspondencia no me llegue. Además es de lo más curioso porque hay cartas que sí me llegan y otras no...estoy bastante contrariada!







Ya no es sólo el cabreo de sentirme a su merced de cartero despiadado-retienecartas, es que es muy molesto y estresante tener que estar reclamando correspondencia. Casi todo tarda en llegarme el doble de tiempo, y no es que la deutsche Post sea muy eficiente y rápida que digamos...además hay cartas que a pesar de reclamarlas, el remitente no me las vuelve a enviar, tengo que ser yo la que se ocupe de recogerla. Me veo yéndome con Plumilla de excursión por media ciudad...y menos mal que los remitentes de las cartas que me faltan son todos de granciudad, si no me vería recurriendo Europa en búsqueda de mi correspondencia.

martes, 7 de marzo de 2017

Tengo mono de primavera

Los días se van alargando y parece que el frío se quiere marchar, aunque por experiencia sé que aún puede nevar...


A pesar de que a nivel de temperaturas no ha sido un invierno duro, estoy deseando que llegue la primavera. Necesito ver y sentir el sol y su calor, disfrutar de las plantas y dejarme llevar por la explosión de vida y color típicas de estas fechas.


Quiero poder pasear sin abrigo y sentarme en un banco con Plumilla en brazos. Dar largos paseos sin sentir el frío colarse entre la ropa...


Vosotros tenéis ganas de que llegue la primavera? Se os está haciendo pesado el invierno?