martes, 21 de noviembre de 2017

Cuando mamá se pone enferma...

... el mundo no deja de girar. Ni un bebé deja de necesitarla, pero hay que reestructurar y hacer sacrificios todos.


Un virus maligno se ha apoderado de mí, cuando estéis leyendo esto, ya habrá pasado lo peor. Llevo varios días hecha polvo y a medio gas, menos mal que por la noche puedo dormir. Supongo que será el cansancio.


Mi mitad teutona se va apañando, pero en estas situaciones se ve que la que organiza y coordina soy yo. Y eso se nota...


Gracias a la lactancia materna Plumilla no se ha puesto malita, menos mal! Y tal y como dijo su pediatra, para ella es bueno que yo coja virus, porque así la inmunizo a través de la leche. Así que este virus maligno la está haciendo fuerte.



8 comentarios:

  1. Ánimo y que te mejores prontito!!! Yo anoche me acosté con fiebre pero como Renacuajo se ha pasado la noche tosiendo y ha vomitado esta mañana, se me ha pasado por arte de magia, porque me toca cuidarlo a él! Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me ha dado pero bien y he estado 2 semanas fastidiada.

      Eliminar
  2. Pues no hay mal que por bien no venga y la peque se va inmunizando. Besos y a recuperarse.

    ResponderEliminar
  3. Todo son ventajas ¿no?
    Bueno, todo, todo, no, pero como no podemos elegir, al menos nos quedamos con lo mejor.
    Que te mejores ;)

    ResponderEliminar
  4. A ponerse buena! A ver si luego te escribo :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que ya pasó...aunque no me confío.
      Besos

      Eliminar